Dominio de la escala: Departamento R+D



Por: Arturo Emilio Escobar  @masterarki
Ubicado en una de las zonas más exclusivas de la Ciudad de México, este departamento (de 450 metros cuadrados) proyecta su arquitectura hacia el entorno arbolado. Este privilegio, dictado por la naturaleza, marcó los primeros lineamientos de diseño trazados por el arquitecto Jorge Hernández de la Garza en la distribución interior, en donde propuso una planta libre, la cual permite contemplar el exterior desde cualquier punto.


 
Su minuciosa selección de materiales matiza el juego de luces y sombras proyectado a través de los grandes ventanales en la estancia y el comedor. La modulación del departamento es un reflejo y continuación de la propia estructura y de los remates visuales, los cuales rigen el despiece de la piedra caliza en pisos y las entrecalles de los muros de madera, mismos que dividen el área social del área privada.

El mobiliario se comunica en armonía con el resto de los materiales (madera, piel, piedra, textiles) y las refinadas líneas de la arquitectura interior.


¿Cómo se ha transformado la manera de habitar los espacios en la urbe metropolitana?
Jorge Hernández de la Garza: El Departamento R+D está ubicado en una zona muy céntrica de la Ciudad de México, y creo que hoy en día la gente está regresando al centro urbano y sus alrededores, como ejemplo más claro está el corredor Reforma, el cual desde hace varios años se está regenerando con nuevos desarrollos de vivienda y proyectos de usos múltiples.

¿Cómo equilibras las virtudes sensoriales y materiales de un departamento cosmopolita?
En cada proyecto tratamos de integrar al máximo los espacios verdes y, en este caso, aprovechamos las visuales hacia el parque totalmente arbolado en la fachada frontal. Además, propusimos un espacio abierto que integra todos los espacios sociales del departamento. 

¿La organización de las áreas y la comunicación entre ellas advierte de una tendencia en habitabilidad?
Hemos notado que nuestros clientes están buscando ambientes más abiertos, en donde los espacios se relacionan entre sí, con iluminación natural, con materiales y mobiliario que buscan en todo momento el confort y la calidez.


¿Qué conceptos han prevalecido en tus obras residenciales?
La escala es uno de los valores que cuidamos al máximo, tanto en el diseño interior residencial como en proyectos de otros géneros y dimensiones. La integración al contexto, los materiales naturales y el cuidado de la iluminación son también determinantes en nuestra arquitectura.

¿Cuál es el límite que divide lo público y lo privado en una residencia?
Podría existir o no un límite físico entre lo privado y lo público. Un ejemplo es la Casa Pittman Dowell, diseñada por Michael Maltzan, en donde no existen puertas, y los límites se generan con muros girados, los cuales van conteniendo el espacio mientras que la circulación es fluida y continua.

Dentro de 30 años, ¿cómo visualizas que será la relación arquitectura-interiorismo en los proyectos de México?
En nuestro caso estas dos disciplinas han ido en paralelo por encargo de nuestros clientes; creo que los espacios se ven enriquecidos cuando hay buena arquitectura y un buen interiorismo. En un futuro la relación será total. 


Departamento R+D

Proyecto:
Jorge Hernández de la Garza

Equipo de diseño:
Paula Campos
Javier Pichardo
Marco Antonio Amador

Lugar:
México D.F.

Fotografías:
Paul Czitrom


 
Arquitecto Jorge Hernández de la Garza

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Temas

Archivo