La Visual de... La seducción en el oriente

El próximo gobierno de la Ciudad de México tendrá que plantear la ruta y conducir el proceso para definir qué futuro tendrá la reserva territorial que dejará el actual aeropuerto Benito Juárez de la Ciudad de México, el tema se convertirá sin lugar a dudas en el proyecto más ambicioso e importante para el porvenir de la megalópolis, no está de más decirlo: actualmente ya lo es en la contienda electoral por el gobierno de la ciudad



Por Marcos Betanzos @MBetanzos
Sin embargo, contrario al ritmo que marcan los procesos electorales esta serie de decisiones y determinaciones para el uso y reintegración urbana de este terreno de más de 700 hectáreas requerirá tiempo y mucho más que espectaculares imágenes de ensoñaciones futuristas colmadas de clichés que siguen la inercia de tematizar la ciudad, lo cual ha llevado a asegurar que ahí será la sede de una nueva ciudad universitaria, un nuevo pulmón verde (mal llamado Chapultepec II) y hasta un ‘Silicon Valley’ chilango, lo que sea que eso signifique.


De acuerdo al Gobierno Federal, propietario del terreno, éste será liberado hasta 2020 y será la Ciudad de México quien determine su nuevo uso. Alejandra Barrales en su papel de candidata ha comenzado a imaginar escenarios posibles y por ello en fechas recientes convocó a 50 arquitectos, urbanistas y docentes a un foro denominado Aportar a la CDMX.





El optimismo de la candidata contrasta con la voz del gremio y hace flotar una contundente realidad: este será un proyecto de proyectos al que la voluntad o la ocurrencia política le quedará chica; la candidata sabe bien que quien llegue al gobierno sólo podrá cimentar el futuro (probablemente sólo el andamiaje legal) de lo que ahí se desarrollará y qué difícilmente podrá ver terminada una obra de verdadera trascendencia regional si no se focaliza en temas de movilidad, espacio público, reintegración de actores, equipamientos e infraestructuras urbanas existentes (parques urbanos, estaciones del sistema metro, vialidades, edificios existentes, hangares, plantas de bombeo) y sobre todo un verdadero proceso de comunicación con la ciudadanía pero también un largo proceso de negociación con el gobierno federal.





La misión ni es sencilla ni será inmediata. Comienzan a aparecer los intereses inmobiliarios y la especulación. Comienzan a plantearse diversos cuestionamientos sobre cómo gestionar ese territorio, pero no desde su interior sino desde su condición de borde para definir el destino y vocación de los predios que dan servicio a la infraestructura actual; se presentan ya inquietudes que señalan la necesidad de proteger gran parte de ese terreno antes de ponerlo a merced de los desarrolladores; vigilar su proceso de saneamiento ambiental y reintegración urbana; garantizar que sobre él prevalezcan espacios verdes de carácter público antes que desarrollos privados; renunciar a la tematización por uso y hacer todo lo posible para que una vez que este terreno soporte y de servicio a la infraestructura del NAICM quede algo para los ciudadanos del oriente de la zona metropolitana, habitantes de los municipios de Nezahualcóyotl, Chimalhuacán, Texcoco, y delegaciones como Venustiano Carranza e Iztacalco que puedan verse ahí, dentro de esas imágenes espectaculares y futuristas como habitantes de esa nueva promesa de ciudad y no como espectadores de una ciudad que una vez más les puede ser arrebatada.






Estamos caminando hacia la posibilidad de generar un tejido mucho más complejo y conectado que permita la inclusión social de ese sector de la megalópolis (la promesa mayor y de más largo alcance) o ante una nueva barrera urbana, un futuro “polo de desarrollo” tipo Santa Fe con sus consecuencias de exclusión y asimetrías sociales ya conocidas.






La pregunta es pertinente: ¿Debemos los interesados en la ciudad comenzar a involúcranos aún más en los planes de la agenda política o debemos dejar sólo a los políticos los planes que determinarán el futuro de la ciudad? ¿Qué hay más allá de las imágenes electorales que hoy deslumbran en el oriente de la ciudad?







Temas

Archivo