FOAM en Hotel Diseño

Fluyen como “espuma”, materia con naturaleza creativa para una perfecta fusión geométrica



Por: Arturo Emilio Escobar  @AEmilioEscobar 
Distinguidos con el premio Hotel Diseño 2013, que forma parte del Corredor Cultural Roma Condesa, los diseñadores Alejandro Grande y Omar Ramos exploran la geometría y adherencia para modelar planos, superficies y estructuras tridimensionales que se funden con otros volúmenes simplificados.

“La comunicación que tuvimos en este proyecto fue hacia dos vertientes, hacer una instalación y presentar una de nuestras colecciones. Utilizamos materiales crudos de diferentes índoles (como el aglutinado de espuma de poliuretano) pero sin proceso, texturas y expresiones para descontextualizar al viajero”, explicó Alejandro Grande.
 
Así, en su propuesta titulada All Inclusive, (instalada en el hotel CondesaDF) imaginaron la experiencia de un viajero que llega a hospedarse a la Ciudad, donde se enfrenta a la irreverencia de una suite urbana con objetos que fueron extraídos de su cotidianidad, sin ocultar su asociación con lo rudimentario, pero reinterpretados con una visión de diseño.
 

Provocador y expresivo, pero sin temor a las críticas. “A veces la gente se confunde y lo puede ver mal, es complicado, pero a nosotros siempre nos interesa dar un mensaje que te lleve más allá, un contenido que refiera al contexto donde fue creado. Por ejemplo, las frases que incluimos te pueden remitir al hecho de viajar, a conocer una ciudad, a los sentimientos o sensaciones que te provoca un cuarto de hotel”, dijo Omar Ramos.
 
La línea que presentaron en Hotel Diseño 2013 (integrada por una mesa, repisa y floreros) explora particularmente un concepto: el lujo y la austeridad dentro de una misma pieza. “La madera de pino es uno de los materiales más transformables y baratos que existen, en contraposición se adhieren las piezas facetadas de acero inoxidable, lo que al final genera un englobe en cada pieza”, mencionó Omar.
 
 
Adentrándose a las fibras de su concepto, estos jóvenes diseñadores hacen una observación del contexto mexicano y de cómo va desarrollándose, generan una crítica y entendimiento de la sociedad para, a partir de ahí, “crear diseños basados en patrones geométricos que van detonando volúmenes y texturas para crear objetos funcionales. Lo que más buscamos es despertar emociones, algo disruptivo, no tradicional, inesperado, que la gente se dé cuenta que en México hay muchas posibilidades, queremos generar un breviario de la cultura mexicana a partir de los objetos”, destacó Alejandro Grande con total convencimiento.
 
 
Pero ¿qué imagen buscan proyectar hacia el extranjero? “Qué México está al nivel de cualquier lugar”, responde Omar, “que somos un despacho que pudo haber nacido en cualquier parte del mundo, no queremos caer en una estética “mexa”, en el cliché. Más allá de representar los símbolos mexicanos queremos llevar nuestro diseño hacia los valores con un panorama internacional”.
 
En esta ruta, su batalla de todos los días es alcanzar la máxima calidad en la mano de obra, trabajar a cabalidad cada proceso. “Hemos luchado muchísimas batallas con la mano de obra, pero hemos ganado varias y de esas varias es de las que podemos observar nuestros objetos bien concluidos, porque nuestro ecosistema no fomenta los procesos inconclusos”, dijo Alejandro.
 
FOAM también busca diferentes mecanismos para generar industria, vincularse y estrechar lazos para que su diseño beneficie el círculo de producción y venta de productos nacionales. Pero, aseguran, “es una labor de convencimiento y credibilidad”, una cruzada que están dispuestos a enfrentar por el bien de su diseño, por el futuro del diseño mexicano.
 












Los diseñadores industriales Omar Ramos y Alejandro Grande.

Fotografías: Lorenzo Díaz y Arturo Emilio Escobar
 
 

 

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Temas

Archivo