El ErgoLab de Humanscale México, un espacio que transmite la cultura de la ergonomía

Humanscale es una de las compañías más importantes en el diseño y fabricación de productos ergonómicos que mejoran la salud y el confort en el trabajo. Logrando más con menos, los productos diseñados por esta compañía internacional suman más de 150 premios y reconocimientos desde el 2007 y sus más representativos e innovadores diseños han sido exhibidos en importantes museos como el MOMA

Por Eugenia González @eugeniagg
Para consolidar los 5 años de exitosa presencia en México y fortalecer los lazos con los mercados de centro y Sudamérica, Humanscale decidió abrir las puertas de su ErgoLab en la zona poniente de la Ciudad de México. Este espacio es el ambiente perfecto para conocer y transmitir la cultura de la ergonomía y todas las herramientas que esta apasionada compañía ha desarrollado para transformar cualquier espacio en un ambiente de trabajo activo y saludable.


La operación de la red en México, centro y Sudamérica se lleva a cabo en estos amplios espacios, llenos de luz natural y que por supuesto cuentan con todo el confort de las herramientas ergonómicas que se encuentran disponibles para el equipo.  La capacitación y apoyo para la creciente red se desarrolla en un ambiente flexible y armónico que cuenta con zonas adecuadas para el trabajo individual y en equipo.




La cultura de la ergonomía es el elemento en el que centra el espacio cuenta con amplios espacios para la capacitación de sus colaboradores y asociados, así como para compartir con los profesionales de la arquitectura, el interiorismo y el diseño todo lo que es importante saber sobre el diseño, producción y operación de las herramientas ergonómicas de Humascale. El proyecto fue realizado por Letraquince del arquitecto Luis Bolaños y ejecutado por T4 Construcciones.




En el espacio se aprecia una progresión tonal del blanco al negro en los plafones que tiene su opuesto en el piso para multiplicar la luz dentro del espacio. El color corporativo se dispuso en acentos aleatorios en la alfombra para dar dinamismo y presencia de marca al ambiente general. Dos muros de nogal alojan la sala de juntas, con el mismo material se diseñó el mobiliario de apoyo.




Los visitantes son recibidos por una mesa ''flotante'' que muestra la colección de luminarios en lo que da la impresión de ser el centro del espacio, es un gesto museográfico que da la bienvenida y aparenta desprenderse del plafón en un lado y apenas tocar el suelo en el otro.  Gráficos cuidadosamente seleccionados, como la fotografía del legendario diseñador Niels Diffrient, completan la experiencia.















Fotografía: Héctor Armando Herrera



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Temas

Archivo