Oficinas Prado Norte: transformación extraordinaria de Arroyo Solís Agraz

En el último piso del edificio, las Oficinas Prado Norte tuvieron una transformación extraordinaria, el cristal cede el paso a la luz natural que ilumina los espacios de las oficinas y deja una vista hacia la terraza que tiene una combinación entre lo natural y lo urbano.



Por Sebastian González @vsebasgm
Arroyo Solís Agraz Arquitectos fue el encargado de convertir el espacio libre de este proyecto para Moreno Gómez Abogados ubicados en la Ciudad de México.










El trabajo consistió en una recepción, cuatro espacios privados, sala de reuniones, una estación de trabajo, cocineta y área de impresión, todas ellas divididas por vidrio templado con marco de acero y mamparas de vidrio lacado blanco a una altura media con una doble función: separar espacios y actuar como pizarra.




Este tipo de divisiones generan transparencia en la zona de trabajo y un juego muy particular de geometría entre líneas ortogonales, luces y reflejos,  contribuyendo a un mejor rendimiento las áreas verdes  de la terraza cumplen una función muy importante pues pueden ser vistas por casi cualquier parte de las oficinas.




Un sitio cálido lleno de contrastes, el uso del cristal acompaña de buena forma la madera de nogal en muros con pisos de piedra natural negra y divisiones de mármol Carrara en tonos blancos con vetas grises, la apertura que tienen las oficinas la iluminación debía ser sutil con el uso de materiales sobrios que encajaran perfectamente con el carácter de este lugar. 
























Fotografía por Jaime Navarro 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Temas

Archivo