EL MODERNO PROMETEO, THE SON OF MAN WHO ATE THE SCROLL

El Frankenstein de Marie Shelley —en la época en la que el libro fue publicado— se debatían las cuestiones científicas y filosóficas acerca de los orígenes y naturaleza de la vida. con el tiempo la novela se volvió símbolo de la excesiva ambición humana. Hoy en día, la temática acerca de nuestra existencia continúa vigente con cuestionamientos tales como, que es la inteligencia artificial y que es lo que nos hace humanos?



Por Carmen Zambrano 
“The son of man who ate the scroll” la exposición creada por Goshka Macuga para Fondazione Prada, es un estudio acerca del desarrollo del conocimiento y la memoria, con una postura acerca de cómo nos estamos sustituyendo con maquinas autónomas que piensan por nosotros.





La obra central es precisamente el androide que le da título a la exhibición. “The son of man who ate the scroll” la traducción sería algo como: “El hijo del hombre que se comió el manuscrito”el robot, a manera de filósofo, repite una combinación de discursos significativos de nuestra historia, el punto es que crea esta nueva mezcla en la que al parecer su perspectiva tiene mayor validez que la humana.




Y después pasamos a la colaboración entre Goshka Macuga y Patrick Tresset “Before the Beginning and After the End” en el que en una serie de mesas exhiben dibujos y escritos que narran la historia de la humanidad. Al llegar a la última mesa nos encontramos con “Paul-n” el robot que por medio de algoritmos dibujará hasta el termino de la exhibición. Patrick Tresset en un punto de su vida, decepcionado, decidió dejar de hacer arte y se adentró en el estudio de la robótica preguntándose si una máquina podría crear lo que él ya no era capaz de hacer.




Pensamos en la inteligencia artificial como robots que nos pueden sustituir al realizar complicados cálculos o manufacturar objetos, pero, ¿sería un robot capaz de crear arte?, acción que por su contenido emocional es considerada intrínsecamente humana.




Finalmente Goshka Macuga crea la instalación “International Institute of Intellectual Co-operation” una representación de la unión del conocimiento de los grandes pensadores de nuestra historia. Cuál sería el diálogo entre personajes como Foucault, Copérnico, Freud, Sócrates y por supuesto Mary Shelley.

































Fotografías: Cortesía de la autora
www.fondazioneprada.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Temas

Archivo