El inminente cierre de caja



Por: Marcos Betanzos* @MBetanzos

“La lógica no enseña a pensar, como la anatomía y la fisiología no enseñan a digerir o a moverse”. Hegel

Dos de las banderas mejor enarboladas de la administración de Marcelo Ebrard Casaubón fueron la de la movilidad urbana y la recuperación del espacio público. Sobre esta última resulta de forma unánime el reconocimiento a los logros obtenidos y las recuperaciones puntuales que se han consolidado aparentemente para bien de todos los ciudadanos.


Para empezar debe decirse que ambos temas se han posicionado de manera eficaz en las conversaciones diarias, algo que inminentemente provocará cada vez más la exigencia, gestión y defensa de más metros cuadrados susceptibles de transformación. Sin embargo, no estoy seguro que de esta discusión, es decir la que se origina en la voz pública permee de modo eficaz la estructura burocrática y la opacidad operativa de las dependencias responsables de vigilar la ejecución y estrategias para tal fin.

Uno de los casos más recientes que se puede poner bajo la lupa es la exigencia de corregir e incrementar la seguridad de los ciclistas en el carril de bici-bus en el Paseo de la Reforma; primero vino la celebración por la acción, después el reproche y con la presión rigiendo la estrategia se optó por nulificar la iniciativa. Hoy se encuentra en “análisis” la -segunda- solución correcta y poco se sabe sobre esta fallida intervención en su primer acto, no hay responsables, quizá porque se cree que la buena voluntad exime todo tipo de errata. 


Intentar minimizar este tipo de desaciertos u omitir las obligaciones que su discurso político le generó, le ha costado al gobierno saliente críticas y quejas al por mayor. Algunas muy bien argumentadas, otras sólo son gritos. De ahí, corresponderá verificar con objetividad lo que se impone como solución, si es que no se quiere establecer en esos tópicos un precedente que deje a la ciudad ligada a la práctica de la “prueba y el error”.

Si bien ambos temas (movilidad y espacio público) en apariencia han brindado la posibilidad de imaginar que hemos recuperado varios fragmentos de la ciudad y la hemos dotado de nuevas formas para recorrerla, es evidente que la línea entre concesiones y nuevos “vigías” o “patrocinadores” del espacio público ha quedado demasiado tenue, por momentos parece ser que ya no hay espacio para el usuario, el habitante, el transeúnte, sólo para el consumidor, sólo para el discurso político o comercial que se faculte.

Un ejemplo a pequeña escala que ilustra mi anterior comentario es la instalación de casetas telefónicas a discreción, donde más que una finalidad utilitaria, éstas se han convertido en anuncios prosaicos carentes de función y obstáculos inminentes, ¿debemos pensar que quien autorizó esto creyó que se instalaron las necesarias, o debemos pensar que hay un abuso de parte del proveedor o quizá demasiada ingenuidad al regularlas? ¿Quién dice cuántas y cómo lo define? 


Otro botón: la reciente remodelación –en curso- de la Glorieta de Insurgentes, todo bien hasta que, para hacerlo realidad se tuvo que permitir que empresas de publicidad instalaran dos espectaculares y horrendas estructuras metálicas para exhibir mega pantallas y controlar todo aquello que en la zona a intervenir sea digno de promoción comercial. Una más, para volvernos otra ciudad de las luces al estilo Niuyork. ¿Espacio público o escenarios para la contemplación de anuncios? ¿Movilidad urbana o especulación de vanguardia?

La administración saliente deja varias preguntas sin responder inventándose comisiones y construyendo el disimulo ante el cercano cierre de caja. Entre esculturas de dictadores, expropiaciones, supervias, cambios de uso de suelo, arcos verdes, y correcciones improvisadas, francamente la despedida parece ser un poco decepcionante. Triste también, como todas. 

¡Adiós pues! 






Fotografía: Marcos Betanzos

*Marcos Betanzos, es arquitecto, fotógrafo y escritor independiente. Becario del Sistema Nacional de Jóvenes Creadores FONCA 2012-2013 en la disciplina de Diseño Arquitectónico.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Temas

Archivo