La Visual de... Shopultepec sin paisaje

La noche del 25 de agosto la Academia de Artes de México, la Sociedad de Arquitectos Paisajistas de México, y el CAM-SAM celebraron al arquitecto Mario Schjetnan en el Museo Nacional de San Carlos con motivo del reconocimiento obtenido este año en Rusia, el Sir Geoffrey Jellicoe 2015 que otorga la International Federation of Landscape Architects (IFLA). En esa ocasión tuve la oportunidad de comentar brevemente con él, también con Mauricio Rocha y José Luis Cortés los alcances y las implicaciones de su participación como arquitecto paisajista en el proyecto presentado por PROCDMX para el Corredor Cultural Chapultepec



Por Marcos Betanzos* @MBetanzos
Mario, me dijo con claridad desde ese momento que su participación nunca implicó la realización de un proyecto para esa iniciativa y también dejó claro que su aparición obedecía a la asesoría solicitada por Fernando Romero para una idea conceptual que se resolvía a nivel de piso mayormente. Ante ello le cuestioné si estaba de acuerdo con el cambio de rumbo que se había ejercido al determinar que el proyecto se realizaría con una gran parte elevada y una inminente actividad comercial, él fue sensato pero no radical: me explicó detalladamente por qué un elemento elevado no era lo correcto desde la perspectiva urbana, de inclusión social y del espacio público y aceptó que la parte comercial no era tan descabellada si se mantenía la idea de potenciar el predio que hoy ocupan instalaciones de la Secretaria de Seguridad Pública.



Me dijo relajado aunque contundente: “Yo como Le Corbusier, tengo mis cinco puntos para decir si a ese proyecto le entro o no. El primero de ellos es que todo se resuelva a nivel, si eso no es así, yo estoy fuera de eso”. Ignacio Méndez, arquitecto que representa la oficina de Fernando Romero y quien ha presentado en diversos foros el proyecto, esa noche estaba en la celebración y Mario le reiteró frente a nosotros que sus observaciones debían de ser tomadas en cuenta para que su participación fuera tan real como se había afirmado.




Hace apenas dos días se hizo pública la carta que Mario Schjetnan dirigió a José Luis Cortés en su calidad de presidente del Colegio de Arquitectos de México, la misiva deja clara la postura de la oficina que encabeza Schjetnan y  hace evidente la debilidad del proyecto que promueve PROCDMX y su titular Simón Levy por su falta de transparencia y sobrada discrecionalidad consumada desde la cúpula del Gobierno del Distrito Federal.




A ello se le suma lo absurdo de una propuesta elevada que ha logrado, por su ambición económica ningunear el valor original del planteamiento de Juan Pablo Maza por revitalizar dicha avenida. Todo ello, bajo la actitud siempre temerosa y manipuladora de Fernando Romero quien parece imposibilitado a dar la cara frente a una iniciativa que tiene implicaciones en la vida pública de la ciudad.




Pero las inconsistencias no terminan ahí, a Mauricio Rocha también le pregunté sobre su participación en el consejo, me lo aclaró así: “Aceptamos en un principio el acercamiento de PROCDMX, sin embargo al ver la realidad y que ya todo estaba decidido, no era entendible la razón de buscarnos para formar parte del consejo por lo cual no aceptamos formar parte de él. No estoy dispuesto a que mi nombre legitime un proyecto en el que definitivamente no estoy de acuerdo”. Enfatizó.


Por la pertinencia del comunicado de GDU y por las implicaciones que tiene este proyecto -el cual cada vez esclarece más su carácter voluntarioso y se descubre como un mero pretexto para un gran negocio de unos cuantos-, creo pertinente incluirlo en su totalidad. La postura pública de estas ideas impone un precedente legítimo sobre nuestra profesión y la preocupación de los colegas por el futuro de la ciudad. Estoy convencido que el debate en este caso marcará un antes y un después para la toma de decisiones públicas y la reducción de pretextos faraónicos que disfrazan deudas políticas y negocios inmobiliarios como recuperación del espacio público.


Aquí las palabras de Mario Schjetnan y con ellas mi más sincero reconocimiento a su congruencia y profesionalismo.


Muy estimado José Luis,

La presente tiene por objeto informarte y aclarar mi participación en el Proyecto del Corredor Chapultepec.

1. Mi participación (a invitación del Arq. Fernando Romero) ha sido de asesor en cuestiones de vegetación y paisaje a un proyecto conceptual elaborado por su despacho. Mi participación a la fecha ha sido de asesor en general. No se me ha pagado ni he propuesto un alcance de trabajo ni honorarios.

2. Después de varias semanas (3) de analizar en todas sus dimensiones y dar mis opiniones al proyecto en términos no únicamente de vegetación, he comunicado mi punto de vista final sobre este proyecto:

A. Es necesario intervenir la Ave. Chapultepec en sus aspectos urbanos y de paisaje, por su deterioro y obsolescencia.

B. Que el proyecto que se presenta es bueno en cuanto a ganar un espacio de 20.00 m. desde la Zona Rosa, asi como en ganar las cuchillas o triángulos tales como Liverpool y Chapultepec donde se gana aún más. Y que la ampliación de la banqueta hacia la Colonia Roma se amplía de 3.00 a 6.00 m., es correcta.

C. Inclusive que la intervención de un edificio comercial en el espacio adjunto a la Glorieta de Insurgentes es positiva. (Entre la Glorieta y Versalles).Ya que es la zona más deteriorada y actualmente inaccesible. Que dicho edificio tuviera acceso directo al Metro Insurgentes. Que se recuperaran los Locales de la Glorieta Insurgentes tal como se tuvieron en su inicio, según proyecto de Salvador Ortega. Que desde dicho edificio se puede plantear un paso elevado sobre el cruce de Versalles y Chapultepec hasta conectarte a la cuchilla de Liverpool y Chapultepec, desde donde se descendería a la plaza. Justo en donde inicia el resto histórico del Acueducto, creando una gran plaza.

D. Que a partir de este punto todo el desarrollo sea a nivel de p.b. Mediante una gran rambla, arbolada, con comercios, quioscos y restaurantes, con ciclopista, bancas, esculturas y detalles alusivos al agua. Que en dicha zona de 20.00 m se puede incluir en subterráneo cisternas captadoras de agua para reciclar o inyectar en el subsuelo.

F. Que el elemento elevado es redundante, intrusivo, costoso y de alto mantenimiento.
Que a nivel urbano no es solución.

G. Que si están de acuerdo con mis recomendaciones, podemos replantear el proyecto. Que si se van por el camino adoptado me consideren fuera como asesor o consultor.
Esta comunicación final (ya que ha habido otras en cuanto a recomendaciones) la envié hoy temprano. Deseo informarte esto por dos razones; en tu calidad de Presidente del Colegio y segundo y más importante aún en tu calidad de amigo.

Recibe un saludo muy afectuoso como siempre,
Mario.



Imágenes: Cortesía @OtroChapultepecposible 

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Temas

Archivo