De Portada: Colores, materiales y texturas. Las tendencias del “Salone del Mobile” de Milán 2017

Año con año en nuestro recorrido por los diferentes espacios expositivos del Salón del mueble en Milán detectamos claras tendencias, este año no fue la excepción y compartimos con ustedes nuestros hallazgos

Por Eugenia González @eugeniagg y Lorenzo Díaz @lorenzodiaz

A lo largo de varios días las tendencias se hacen evidentes y para este año detectamos




Colores

El color vuelve a ser protagonista, dejamos atrás los años de fuertes paletas en tonos neutros y grandes contenidos de grises y beiges para pasar a propuestas  más arriesgadas. Es claro que el color vuelve a ser un tema importante y por todos lados vimos paletas que van más allá del producto, las atmósferas proponían color, el color llenaba el espacio y no sólo era un acento. 




Dominaba en primer lugar una paleta en tonos pastel con intenciones saturadas, fuerte presencia de rosas y salmones, verdes y azules delicados pero contundentes. Aparecen colores bermellón y naranjas. Colores que más que recordar los pasteles de los años 50 traen aromas de los 80 y el post modernismo.







Aparecen colores cercanos a la naturaleza, musgos y acquas, verdes selváticos, todos en fuertes intensidades. El brillo de los colores es contenido, la saturación no. Paletas que se pueden combinar con plantas, de las que vimos muchas de hoja grande y de verdes profundos.







Aparecen guiños también a los colores primarios, los colores de la Bauhaus. Tonos sólidos, en grandes plastas y determinados.




Grafismos


Este año notamos la constante aparición de grafismos en tapetes, papeles tapices, decoraciones en muros y algunos elementos decorativos con fuertes influencias del postmodernismo y el arte Pop. Gráficos geométricos, coloridos y contundentes.




Materiales


Este año el mármol vuelve a ser el rey, en toda clase de situaciones, lujosas o contenidas. El
mármol carrara sigue presente pero aparecen mármoles oscuros, con fuertes vetas geométricas y contrastadas. Su uso destaca en superficies de mesas de centro y de comedor.







Aparece de nuevo el terciopelo, para sillones y confortables de todo tipo. Con su peculiar brillo refuerza las atrevidas paletas de colores, parece que la aberración a los materiales con brillos ha desaparecido.




En los metales es evidente el uso de latón, cobre y metales bruñidos y cepillados. El cromo casi desaparece y salvo en contadas ocasiones se asoma tímido y cepillado. El tubo desaparece para dar paso a metales en varillas, delgadas estructurales y apenas evidentes. Acabados metálicos para muros y partes de muebles generan espacios luminosos y enigmáticos.




Las maderas son oscuras, sin brillos. Maderas negras cepilladas con poro abierto, chapas en tonos rojizos con vetas lineales muy marcadas.






Iluminación


Encontramos el uso más puntual en la iluminación, espacios con zonas contrastadas, luces y sombras. El LED, rey de la magia minimalista, permite hacer acentos muy focalizados y crear fuentes de luz enigmáticas. Aparecen muchas lámparas históricas como objetos decorativos de culto.





Muebles


Seguimos viendo grandes superficies tapizadas en los muebles, soportados con casi invisibles patas metálicas. Mucha presencia de chapas de madera y piedras en superficies horizontales. La piel, material predilecto del lujo, siempre con color en tonos tranquilos pero no neutros. La iluminación a base de LEDs ocultos se refuerza, pero se vuelve sutil y discreta. Todo sabemos que los muebles se pueden iluminar, ahora lo vemos de forma muy elegante.














































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Temas