La Visual de... Una anécdota en el vértice

Hace unos días queriendo profundizar en la importancia e influencia de los medios de comunicación y las revistas especializadas en arquitectura.



Texto por Marcos Betanzos @Mbetanzos 
Isaura González y un servidor nos dimos a la tarea de conversar con el arquitecto Antonio Toca, lo hicimos recorriendo múltiples escenarios en un campo vasto de experiencias y de ideas que, a su modo y con su crítica siempre precisa, narró. Uno de ellos, resultó una anécdota que me pareció relevante. Aquí la comparto.


Para ilustrar cómo y por qué influyen los medios de comunicación en nuestra práctica, Toca nos recordó y compartió la forma en que el arquitecto Juan Segura (1898 - 1989) se cuestionaba en los últimos años de su vida, si había sido un buen arquitecto o si alguna obra realizada por él tendría el valor para pasar a la historia.




Uno no puede dudarlo: más de una obra de Juan Segura merece su lugar, varias de ellas están ahí en esa selecta lista de proyectos paradigmáticos. Aunque quizá el más conocido es el Edificio Ermita realizado en 1930 para la Fundación Mier y Pesado en el vértice que forman las avenidas Revolución y Jalisco de la Ciudad de México.




Esa obra, audaz y visionaria programáticamente hablando que sigue vigente, era el receptáculo del titubeo de su autor para otorgarle su valor real. ¿Le parece que en verdad es un buen proyecto? Recuerda Toca haber sido cuestionado por Juan Segura, buscando darle dimensión a su obra, quizá un gesto de falsa modestia, quizá de inconciencia por la magnitud de su aportación. Sorprendido, Toca recuerda haberle dicho incontables veces: ¡por supuesto!




¿Qué hacía falta para que Segura contemplara frente al espejo del ego o la justicia su trabajo al cierre de su vida? Los canales de difusión correctos, los medios, los libros, las publicaciones serias, nos dijo Toca, quien refirió que Segura afirmaba nutrirse de la biblioteca de la Academia de San Carlos cuando era un estudiante por la escasa información existente referente a proyectos nacionales; lo que veía estaba dictado por países como Alemania, Holanda, Inglaterra, Italia y Estados Unidos.~ Y Así aprendió a complementar lo aprendido en las aulas a través de los libros y las revistas que llegaban a sus manos, una de ellas lo marcaría profundamente: la alemana Bauwelt que publicó en sus páginas al arquitecto Fritz Höger (1877-1949) destacando su obra llamada Chilehouse, realizada en 1924 en Hamburgo, Alemania.




La posible ruta de inspiración para el edificio Ermita no era un secreto celosamente guardado por Segura, era una referencia clara que lejos de mermar sus cualidades y talentos da perspectiva a la visión y anticipación de su obra, tan valiosa. Antonio Toca afirma que Juan Segura murió sin saber si era bueno o no, después de décadas los medios le hicieron esa justa valoración, revelando que no era bueno, era extraordinario. Las referencias externas de este como muchos otros proyectos no hacen más que recordarnos que las ideas no son el idioma, son el mensaje. 


Relación de imágenes:
1.- Cortesía GFDL
2.- Mbdortmund
3.- Wikipedia
4.- México en fotos
5.- Lindman Photography 

*Marcos Betanzos (Ciudad de México, 1983) es arquitecto, fotógrafo y articulista independiente. Becario FONCA 2012-213 por su proyecto #BORDOS100 y miembro del Consejo Editorial de la Revista Domus México, América Central y el Caribe 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Temas

Archivo